Cómo ser más productivo en el trabajo

La productividad es la clave del trabajo. Pero no se puede ser más productivo si no se tiene una estrategia de productividad óptima.

Compartimos contigo una serie de consejos que te ayudarán a producir más en tu día a día.

1.    Prioriza todo: crea listas

Da igual cual sea tu profesión u oficio. Nuestro cerebro no puede priorizar el orden de las tareas a realizar en el trabajo si no lo ayudamos. Por eso la herramienta de productividad número uno siempre será una agenda o bloc de notas.

Si quieres ser más productivo arma listas de tareas en orden de importancia.

Ir tachando las tareas realizadas no solo resulta liberador, esto brinda un estímulo psicológico. Es una forma de decirnos: lo estás haciendo bien.

2.    Mide el tiempo

Si quieres ser más productivo debes convertirte en un maestro del tiempo.

La idea es ir midiendo cuántos minutos inviertes en las tareas cotidianas y buscar la forma de reducir el tiempo que inviertes haciéndolas.

Muchos profesionales que trabajan contra el tiempo han logrado aumentar su productividad aplicando técnicas de gestión del tiempo como la técnica pomodoro.

La dinámica de estas técnicas es sencilla y te ayudará a evitar las distracciones.

3.    No te distraigas

Auto explicativo.

Muy fácil de decir, no tan fácil de hacer.

Elimina o bloquea los elementos distractores: aplicaciones, juegos.

Pon tu móvil en modo avión y resiste la tentación de revisar tu email y redes sociales cada 5 minutos.

Tus niveles de productividad te lo agradecerán.

4.    Evita el multitasking

Algunas veces confundimos ocupación con nivel de productividad y es un error enorme. Esto pasa cuando creemos que hacer más tareas nos llevará a completar más trabajo.

Si trabajas en una oficina de alguna empresa o en algún ambiente compartido sabras de sobra que la mayor parte del tiempo de la jornada se envierte en:

  • Atender llamadas.
  • Contestar y enviar emails.
  • Asistir a reuniones.

Lo peor es que se intentan hacer muchas de esas tareas al mismo tiempo y es contraproducente.

A la larga es mejor hacerle caso a la lista de tareas e ir avanzando de una en una.

 

¿Qué preguntas hacen en una entrevista laboral?

Si estás buscando empleo, entregando currículos, es posible ya estés pensando en ¿qué preguntas hacen en una entrevista laboral? Tranquilo, aquí te decimos las más frecuentes.

Todas las entrevistas laborales son distintas

Sí, debemos decirlo, nunca hay dos entrevistas laborales que sean idénticas. Aunque siempre hay patrones e interrogantes frecuentes. Entonces, toma nota porque te listamos las 7 preguntas qué más hacen una entrevista laboral.

1.    ¿Cómo te consideras?

De las primeras preguntas usadas por los reclutadores. Siempre buscan romper el hielo haciendo que hables de ti. Aquí la sinceridad y, la tranquilidad, que demuestres a la hora de responder son valoradas por encima de las respuestas pretenciosas y muy elaboradas.

2.    ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?

Esta pregunta va en la misma tónica de romper el hielo, aunque más relacionada con el trabajo. Aquí miden el nivel de motivación que tienes para con ese empleo o puesto. Aquí es importante que conozcas sobre la historia, los valores o la trayectoria de la empresa.

3.    ¿Por qué nuestra empresa debería contratarte?

Es una forma de decirte ¿cuál es el aporte qué le darás a nuestra compañía? Conviene que hayas analizado las características del puesto al que aspiras, de forma tal que puedas dar una respuesta basada en datos específicos y no en generalidades.

4.    ¿Cuáles son tus mayores fortalezas?

Un de las preguntas qué más suelen hacer en medio de la entrevista laboral. Casi siempre acompañada de ¿cuáles son tus debilidades?

5.    ¿Qué tan bien trabajas bajo presión?

Al hacerte está pregunta es muy probable te pidan les cuentes un caso donde resolviste un problema laboral bajo presión. Es la pregunta que más hacen los reclutadores en una entrevista laboral.

6.    ¿Cómo crees qué te ven/consideran los demás?

Por algunos considerada pregunta relleno, es más importante de lo que crees. Con ella se busca ver desde otro ángulo:

  • Tu autovaloración,
  • Autoconcepto
  • Sinceridad
  • Y respeto por la opinión ajena.

7.    ¿Podrías hablar acerca de tus estudios y/o habilidades?

En este punto debes hacer un recuento de tu formación académica. Recuerda hacer énfasis en los cursos y especializaciones relacionadas con el puesto al que aspiras. Pero por encima de todo habla de tus habilidades, lo que has hecho y lo que podrías hacer.

 

Cómo encontrar tu primer trabajo

Encontrar un primer trabajo puede parecer una tarea imposible. Por eso compartimos contigo 5 tips probados que te ayudarán a encontrar tu primer trabajo.

1.    Piensa en ti como si de una empresa nueva se tratase

¿Qué hacen las marcas cuando inician?

Exacto.

Se promocionan.

Utilizan todos los recursos disponibles para dar a conocer sus productos y servicios. A ellos les funciona ¿Por qué crees que no funcionaría contigo? Date a conocer. Haz que el mundo sepa que existes. En estos tiempos las posibilidades de promoción son ilimitadas y al alcance de todos. Sácale todo el provecho a tus redes sociales, pueden hacer mucho por ti a la hora de encontrar tu primer empleo.

2.    El currículum es tu amigo, valóralo

Sí, aún en la era de la web 2.0 el currículum vitae sigue siendo importante. Nosotros te hemos explicado cómo puedes armar un currículum efectivo, ve y aplica esos consejos y arma un currículo que los reclutadores no puedan rechazar. Sé creativo, incorpora elementos y datos que ayuden a captar la atención de los contratantes. Recuerda que en la búsqueda del primer trabajo el currículum será tu mejor compañero.

3.    Utiliza todas las plataformas disponibles

Te lo decíamos en el primer consejo. Saca provecho de todo lo que tengas a la mano. Y, es que, si vivimos en un mundo dominado por internet y las redes sociales ¿por qué no aprovecharlos al máximo? Nuestros abuelos, en su momento, encontraron su primer trabajo echando mano de los recursos que tenían. ¿Por qué nosotros debemos desaprovechar los que ahora están a nuestro alcance?

4.    Conviértete en un aprendiz permanente

Cuando se busca un primer empleo se concentran todas las energías en eso: en la búsqueda. No caigas en la trampa. En estos tiempos que corren todo cambia deprisa. Lo que aprendiste ayer, mañana ya no sirve. Si eres de los que aprende de forma permanente no tendrá problemas en encontrar un primer trabajo. Y es que incluso si aplicas todos los consejos que compartimos contigo es muy probable no necesites que te contraten.

5.    No te desesperes

Mantén siempre la calma, sabemos cómo se siente, en algún momento estuvimos en tu lugar. Aplica todos los consejos que compartimos contigo y no dejes de intentarlo.

 

Cómo saber si ese trabajo te conviene en 3 tips

Estás buscando empleo, por lo que siguiendo los tips que te ofrecemos consigues una oferta. Ahora acudes a nosotros pues, antes de aceptar, necesitas saber si ese trabajo te conviene.

Por eso compartimos contigo nuestros 3 tips que te ayudarán a saber si ese trabajo te conviene.

1.    Cuestión de objetivos

Como todo en esta vida, la respuesta a esa interrogante dependerá de tus objetivos. Por eso debes plantearte ¿qué es lo que buscas de un trabajo?

Quizá te importe la remuneración por encima de las condiciones y el ambiente laboral. O, eres de los que pone por encima del salario la calidad del clima institucional en la empresa.

Tal vez lo que buscas es ganar experiencia en el ramo, por lo que no estarás mucho tiempo trabajando allí.

2.    Investiga los antecedentes de la empresa o patrón

Pueda que en la web y en las redes sociales todo parezca bonito. Y eso no solo aplica a las personas. Esa ley también aplica a las empresas. Por lo que debes investigar cuales son los antecedentes de esa empresa en lo que respecta al trato hacia los empleados.

Habla con amigos, conocidos, sobre si conocen a alguien que trabaje o haya trabajado en la empresa y pregúntale:

¿Cómo fue su experiencia en la empresa?

¿Cómo era el trato de los patrones para con los empleados, la remuneración, el respeto a los días libres?

Todo eso te ayudará a formarte una idea sobre cómo es el clima institucional. Y a saber si ese trabajo te conviene.

3.    Estudia tus emociones

Se dice que los humanos somos, por encima de todo criaturas emocionales. Por lo que todas las decisiones que tomamos las hacemos atendiendo siempre a la forma en cómo nos sentimos respecto a algo.

Las emociones son un buen termómetro o baremo. Y nos pueden ayudar a tomar partido por una u otra opción cuando se tienen dudas.

Por eso estudia cómo te sientes ante la idea de aceptar ese trabajo.

¿Te sientes entusiasmado y feliz por haber conseguido una propuesta?

O, ¿por el contrario te desagrada la idea?

Si albergas más sentimientos y pensamientos negativos ante la propuesta, es una clara señal de que no te sentirás realizado en ese puesto y que, en definitiva, ese trabajo no te conviene.

 

5 consejos para ser contratado fácilmente

Si buscas trabajo y quieres ser contratado fácilmente te recordamos que no existe un consejo único que se aplique a todos. Pero sí hay algunos tips que te ayudarán en tu búsqueda de empleo.

1.    Arma un currícum profesional

Como te hemos dicho en anteriores entregas, el currículo sigue siendo tu mejor carta de presentación ante los empleadores.

Por eso para aumentar tus probabilidades de ser contratado debes elaborar un currículum vitae que te presente de la mejor forma. Eso sí, no se vale mentir.

2.    Conviértete en un especialista

En una empresa te van a contratar más rápido si eres el profesional que ellos necesitan.

¿Cómo puedes convertirte en el empleado que ellos necesitan? Fácil, investígalo todo sobre la empresa. Haz cursos cortos relacionados con las actividades que en ella se realizan.

3.    Aplica la ingeniería social

Tranquilo, no te estamos pidiendo que te matricules en una nueva carrera. Lo que te recomendamos es que le saques partido a tu red de contactos. Comenta con amigos y conocidos sobre tu interés de trabajar o ser contratado en determinado lugar. Es probable alguno pueda ayudarte a agilizar tu contratación.

Pero si no tienes contactos en el mundo laboral, tranquilo, el siguiente tip es para ti.

4.    Crea una nueva red de contactos

Aprovecha las ventajas que la web y las redes sociales te ofrecen. Busca los perfiles en las distintas redes sociales de la empresa y comienza a seguirlos. Es posible que estén solicitando personal y lo informen por esos medios.

Siempre te recordaremos que lo importante a la hora de buscar empleo es tomar acción. Por eso no te vale de nada seguir las cuentas de Twitter e Instagram de la empresa donde quieres trabajar. Debes generar interacciones, hacerte notar, consigue el email y preséntate, eso sí, ten en cuenta lo que a continuación te decimos:

5.    Sé amable siempre

Esto es vital y no solo a la hora ser contratado. Demuestra siempre que eres un aspirante educado, atento y amable. La cortesía es muy valorada en el ambito laboral. Eso sí, no abuses de la diplomacia vacía porque podrías convertirte en un pesado.

 

Cómo pasar una prueba psicotécnica laboral

Pasar la prueba psicotécnica laboral puede sonar intimidante, a veces. Acá te decimos lo que debes saber para aprobarla.

Lo primero es tener en claro de qué se trata el test o prueba psicotécnica.

¿Qué es la prueba psicotécnica?

Un test o prueba psicotécnica es una prueba diseñada con el fin de medir las capacidades actitudinales e intelectuales de un aspirante a algún puesto de trabajo.

Las empresas realizan estas pruebas con el fin de seleccionar al personal más apto.

¿Cómo son las pruebas psicotécnicas laborales?

Estás varían en función del puesto de trabajo al que se aspira. Pero todas tienen características comunes, pues miden:

  • Capacidad de memorización, retención y respuesta.
  • Destreza para calcular y hacer razonamientos lógicos.
  • Habilidades sociales, comunicativas y de liderazgo.

¿Se puede estudiar para pasar un test psicotécnico?

No es necesario estudiar para una prueba psicotécnica pues no son pruebas de conocimiento. Aunque existen pautas que te ayudarán a pasar la prueba.

¿Qué debo hacer para pasar un test psicotécnico laboral?

Para aprobar una prueba psicotécnica debes:

  • Mantenerte sereno y relajado: El stress y los nervios no son bienvenidos si lo que quieres es aprobar el test.
  • Evitar las distracciones y concentrarte en la prueba: Apaga el teléfono antes de comenzar a presentar la prueba. Enfoca tus pensamientos en el presente no pienses en lo que hiciste ayer o en lo que quieres hacer mañana.
  • Prestar especial atención a las instrucciones orales y escritas: Escucha atentamente al personal que aplica la prueba. Lee las instrucciones del test y reléelas si es necesario.
  • Avanzar siempre sin perder tiempo: Las pruebas psicotécnicas tienen un tiempo estipulado para cada fase de la misma. Por eso debes aprovecharlo al máximo. ¿Cómo? Respondiendo lo que sabes sin estancarse en lo que no. A veces es mejor omitir una respuesta que no sabes que perder el tiempo.
  • Ser sincero: En algunas fases de la prueba las preguntas están diseñadas de tal forma que funcionan como un todo. O como un pequeño detector de mentiras. Por lo que, si mientes, es probable se den cuenta y que eso te juegue en contra. Recuerda siempre responder con sinceridad.
 

La habilidad que te ayudará a triunfar en cualquier empleo

Bien sea que busques un empleo o, que ya lo tengas, existe un secreto bien guardado que te ayudará a cumplir con todas tus metas y a triunfar.

Vale, de acuerdo lo admitimos, no es un gran secreto.

Y no se trata de magia, ni nada por el estilo.

Es más bien una cualidad, un rasgo del comportamiento. Y te ayudará a conseguir la meta que te propongas.

¿Quieres conseguir un nuevo empleo?

O ¿quieres un ascenso en tu trabajo actual?

Ser proactivo puede ayudarte con eso y más.

Llámalo aptitud, si quieres

En el mundo organizacional, de las empresas, se habla de proactividad para referirse al comportamiento activo y anticipatorio de los empleados.

Y en el esquema laboral de los años 90 la proactividad era aplicada solo en los puestos de trabajo.

Pero ¿es posible ser proactivo aun cuando no se tiene empleo?

¿Cómo ser proactivo cuando no se tiene empleo?

Recuerda que lo único que te separa de la meta es la acción. Es lo único que hará que las cosas pasen. Y la proactividad es acción pura.

Implica que te adelantes a los acontecimientos.

Y si te preguntas ¿Cómo adelantarse a los acontecimientos si no tengo trabajo?

Te decimos que: convirtiéndote en la clase de profesional o aspirante que está a años luz en conocimientos y habilidades de los actuales empleados de la empresa.

Hoy en día esto es posible, sencillo. Y en algunos casos, hasta gratis.

En la red cuentas con distintas fuentes de información esperando a que recurras a ellas para convertirte en un experto:

Google, Wikipedia, YouTube, Udemy, y portales como este. Tienen tanta información que superan a la que se podría obtener por medios tradicionales.

Aplica la proactividad a la búsqueda de empleo:

  • Optimiza tu curriculum vitae.
  • Expande tu red de contactos.
  • Ensaya y prepárate para las entrevistas.
  • Mejora como profesional y como persona.
  • Investiga y estudia las habilidades técnicas que se requieren en los puestos de trabajo.
  • Desarrolla habilidades sociales que te convertirán en la clase de empleado con el que todo el mundo quiere trabajar.
 

Cómo encontrar un trabajo sin tener experiencia

A la hora de buscar empleo tener experiencia laboral es de gran ayuda. Pero es posible encontrar un trabajo aun sin experiencia previa. Aprende cómo.

Todos en algún momento pasamos por esa situación. Necesitar un trabajo donde uno de los requisitos para obtenerlo es la experiencia.

Necesito trabajo, no tengo experiencia ¿Qué debo hacer?

Que no tengas experiencia no quiere decir que no seas útil.

Al contrario.

Si eres joven y recién egresado, es muy probable que tengas algunas habilidades que los actuales empleados de la empresa no posean.

La mayoría de los empleados con cierto tiempo en algún puesto no han realizado cursos de mejoramiento en mucho tiempo.

Pero ese no es tu caso.

Prepárate y compensa

Es posible que no tengas experiencia, pero eso no es impedimento para que te conviertas en la clase de empleado que la empresa a la cual te postulas necesita.

¿Cómo te conviertes en el empleado que ellos necesitan?

Estudiando.

Pero no estudiando cualquier cosa, debes formarte en áreas muy específicas.

Con la combinación adecuada de cursos, podrías convertirte en el prospecto ideal a empleado del año, aun cuando no te hayan contratado.

 

¿Que trabajan con cierta clase de software en esa empresa o industria?

Pues bien, te convertirás en el más grande experto en esa aplicación o programa.

¿Que en esa industria donde quieres trabajar, laboran con cierto material, técnica o herramienta?

Tu meta es ser el mejor trabajando con ese material o técnica y ser el mejor operador de esa herramienta.

En algún punto te querrán contratar.

Porque te necesitan.

O incluso puede que te contrate la competencia.

Las empresas no buscan brazos y cerebros para ampliar sus nóminas. Lo que en realidad buscan es personas que puedan potenciar al máximo su productividad.

Conecta con gente relacionada con tu industria

Da igual que lo tuyo sea la ingeniería del software o la albañilería.

Si quieres ser contratado por una empresa específica asiste a seminarios y eventos donde frecuente la gente de esa empresa.

Aprovecha esos encuentros para demostrar que eres el mayor experto que ellos andan buscando.

 

Cómo pasar una entrevista de trabajo

Estás buscando empleo, entonces gracias a tu currículum efectivo por fin te llamaron ahora solo tienes que pasar una entrevista. Aquí te decimos cómo.

Para pasar una entrevista de trabajo debes prepararte.

Si te preparas con anticipación el día de la entrevista estarás más confiado y calmado. Eso causará una buena impresión de ti a los entrevistadores.

¿Cómo prepararse para una entrevista de trabajo?

Conoce a tu empleador

No hay nada más desagradable para un entrevistador que encontrarse con un aspirante que no sabe nada sobre la empresa donde quiere lo contraten.

Averigua todo lo que puedas sobre la empresa a la cual te postulas y el cargo al que aspiras. Saber todo eso te ayudará día de la entrevista a mostrar genuino interés.

Conócete a ti mismo

Una vez sabes todo sobre la empresa es hora que lo sepas todo de ti. Con papel y lápiz revisa tu currículo, apunta las aptitudes que señalaste, ahora agrega otras que por razones de espacio no incluiste.

Cómo encarar (y pasar) la entrevista de trabajo

Por fin ha llegado el día de la entrevista de trabajo para la que tanto te has preparado. Sigue estos consejos y prepárate para ser elegido.

  • Atiende tu apariencia: Vamos, el día de la entrevista debes lucir bien pero no exageres. La idea es tener un buen aspecto sin excederse de acicalamientos.
  • Se puntual: llega antes de la hora acordada. Así no solo demuestras tu puntualidad, responsabilidad y compromiso, llegar temprano también te hará sentir más cómodo.
  • Mantén siempre la calma: De acuerdo, sabemos que algunas veces es difícil sentirse calmado a la hora de una entrevista de trabajo. Pero si no puedes estar calmado, al menos procura parecerlo.

¿Cómo parecer calmado durante una entrevista de trabajo?

  • Controla tu respiración, respira profundo y despacio.
  • Evita llevar las manos en los bolsillos.
  • Modula tu tono de voz, procura que siempre suena clara.
  • Compórtate con naturalidad es decir: se educado pero evita la cortesía excesiva.
  • No agites tus pies y manos.
  • Responde de forma pausada, piensa tus repuestas y no te apresures.
  • Cuida que siempre tu postura.
  • Hazle saber, con tu actitud, a los entrevistadores las razones de porque deberían contratarte.
 

Cómo crear un curriculum efectivo

Si estás buscando empleo, debes saber que el curriculum sigue siendo la mejor forma de conectar con tus potenciales empleadores. Aprende a crear un curriculum efectivo.

1.    Di lo que sabes (y estás dispuesto a) hacer

Vital. Los contratantes buscan personas que sean capaces de otorgarles el mayor rendimiento posible. Por eso aumentarás las probabilidades de que te contraten si con el curriculum les demuestras que serías ese empleado perfecto.

¿Cómo?

Fácil.

Especifica bien:

  • Formación (títulos, cursos)
  • Habilidades, destrezas.

Pero sobre todo resalta tus aptitudes.

Las aptitudes son el complemento perfecto de los estudios, las habilidades y destrezas. Y en muchos casos son mejor valorados los componentes actitudinales por sobre los académicos.

¿Por qué?

Porque trabajar implica siempre relacionarse con personas y ser proactivo. Y eso no se aprende en la escuela. Es cuestión de aptitud.

2.    Cuéntales lo que has hecho

La experiencia es importante. Pero sé específico.

Facilítale la tarea a la gente del departamento de captación. Cuenta, de forma breve, cuales eran tus responsabilidades y cuales fueron tus logros en tu anterior puesto.

¿Que en tu anterior puesto lograste aumentar el rendimiento de la empresa en un 10%? Pues ponlo ahí en tu curriculum.

3.    Se breve

Ya te hemos dicho que debes facilitarle el trabajo al personal de captación.

Y una de las mejores maneras de hacerlo en siendo breve.

Tienes que creernos cuando te decimos que, los curriculums vitaes muy largos (esos que tienen más páginas que el diario del domingo) son echados a la basura.

Ten muy presente que:

Un curriculum vitae efectivo es una sola página, tamaño carta.

Ni más ni menos.

Por eso debes omitir información innecesaria. A tus jefes no les importa saber a qué jardín de infantes fuiste.

Aprovecha el espacio para contar lo que pueda ser relevante y de interés para la empresa en la cual te postulas.

4.    Indica dónde y cómo pueden contactarte

Suele pasar, más de lo que crees. Muchos aspirantes olvidan actualizar sus datos de contacto y luego es imposible dar con ellos. Que no te pase.

Coloca siempre en un lugar visible tú número de teléfono (mejor si son dos) y un email activo.